domingo, 11 de agosto de 2013

Como de la familia



Patricia Aridjis. Arrullo para otros
 Son como de la familia. Nada más se distinguen por el uniforme o por el tono de la piel. O por una actitud de subordinación que algunas mantienen incluso cuando juegan. O por una agradecida discreción que todas mantienen incluso cuando acarician.
Las niñeras dan mucho amor. Ese pudiera ser uno de los argumentos de la nueva serie fotográfica de Patricia Aridjis. Muchas dan amor por partida doble porque tienen sus propios hijos. Pero, aunque la serie esté llena de escenas hogareñas e imágenes enternecedoras, en realidad el tema no es el amor, sino el trabajo. El trabajo y la diferencia, que ya están contenidos en el doble enunciado del título: Arrullo para otros.
Para corroborar esta lectura del tema no basta con atender a esas fotografías radiantes, en las que aparecen las niñeras interactuando con los niños a su cuidado. Hay que ver las escenas donde son fotografiadas con sus familias, las representaciones de su espacio doméstico, las señales de precariedad, por un lado, y de esa armonía que genera el sentido de pertenencia, por otro. Hay que ver y comparar.
Patricia Aridjis. Arrullo para otros
Patricia Aridjis. Arrullo para otros

La serie tiene lo mejor que  puede esperarse de la fotografía documental: una clara definición del tema, abierta sin embargo a diversas interpretaciones; una potente intención discursiva que puede prescindir de una estructura narrativa convencional (incluso puede prescindir de un texto escrito) y, no menos importante, una voluntad de estilo, que se expresa en un consistente, aunque equilibrado, énfasis formal.
Hay algunos encuadres y algunos ángulos que producen composiciones con mucho movimiento. Y hay otros que generan simetrías. Y hay un indiscutible talento para convertir un lapso en una escena.

Patricia Aridjis. Arrullo para otros

Esta serie es otro aporte de Patricia Aridjis a una representación crítica de las mujeres en México. No olvidemos que estamos hablando de la autora de Las horas negras. Así que, pese al protagonismo del color y la luz, pese a cierto aire seductor y un poco efectista en algunas composiciones y pese a que las impresiones encajan perfectamente en el ámbito de una galería comercial, Arrullo para otros es una obra que clama por una lectura de sus implicaciones sociales, tanto como de sus implicaciones estéticas.
Juan Antonio Molina Cuesta
Patricia Aridjis. Arrullo para otros
Patricia Aridjis. Arrullo para otros




No hay comentarios: