martes, 14 de agosto de 2012

Poéticas de riesgo: Katnira Bello. Rayoneado de memoria

Katnira Bello. Orange Crush






































A partir de 2004 he trabajado el tema del autorretrato, centrándome en diversas posibilidades del “yo”. El cuestionamiento sobre los elementos que conforman a una persona; no solo su imagen sino también los restos corporales, los objetos, los lugares que habita. Lo que no alcanza a capturar un espejo: la memoria y su fragmentación. Igualmente me he interesado el tema del juego, uso juguetes prestados como divertimento y detonador creativo; quizá debiera decir que juego a que estoy jugando.

En el proyecto Rayoneado de memoria vuelvo a trazar sobre la ausencia los lugares que reconstruye mi memoria; lo que no está pero estuvo. Sitios convertidos en otra cosa, incluso en vacíos. La ciudad se transforma constantemente; en mi andar diario suelo notar que hay “algo” que no estaba, percibo “algo” ausente, pero difícilmente recuerdo con precisión lo que ha desaparecido. Mi memoria no es tan buena.  Recuerdo en cambio algunas cosas emblemáticas en mi vida como las dos casas donde viví, la zapatería Canadá, la enorme botella de Orange Crush, el cine Continental, la Compañía Papelera Escolar, la horrible vecindad convertida en la Casa del Poeta, la lúgubre propiedad transformada en Casa Lamm, entre muchos otros parques, cines, comercios[1]. El lugar donde crecí se transformó dramáticamente. Varios sitios desaparecieron durante el sismo del 85, algunos se transformaron en templos ‘Pare de Sufrir’ y muchos otros simplemente han cambiado con el ritmo vertiginoso de la ciudad. Todavía mas veloz en una colonia que se transformó en zona cultural. Rayoneado de memoria, es una reconstrucción sobre los alrededores fundamentales que tuve durante la infancia y adolescencia, que no existen ya; así que los dibujaré encima, justo donde estaban, donde los veo cuando paso por ahí, encima de todo lo demás. Se trata por supuesto de recuerdos desdibujados, inestables y a menudo móviles; pareciera que también mi memoria está de continuo en transformación.
Katnira Bello. Mi casa





























Las fotografías me incluyen; mi mano, fuera de foco, señala dentro de la imagen el lugar sobre el que se ha activado mi memoria. Me interesa la materialidad de la intervención física sobre el soporte fotográfico, es un gesto mucho más directo y sensible sobre la restitución de lo que no es. Lo que se reconstruye en mi gesto de memoria y que tiene mayor carga emotiva cuando se realiza físicamente alterando las fotografías que yo misma he tomado. El proceso consistirá en recorrer nuevamente la colonia; mapear la zona para detectar y seleccionar los espacios que me interesa recrear en dibujo; crear una suerte de diálogo entre el lugar actual y mi recuerdo del mismo; tomar fotografías de los espacios; hacer diagramas y textos sobre los lugares y lo que recuerdo de ellos, lo que voy recordando cuando estoy ahí; expermentar los sitios en su estado actual.

Katnira Bello


[1] El área específica sobre la que trabajaré comprende de norte a sur la zona comprendida entre la calle Durango y la Avenida San Luis Potosí, limitando de este a oeste por Avenida Cuauhtemoc y Medellín.




No hay comentarios: