Pulp Fiction

Pulp Fiction
Still de la película Pulp Fiction

domingo, 8 de julio de 2012

Poéticas de riesgo: Tania Barberán. Cuando nadie te ve

En la calle todo es susceptible de ser leído por lo ecos que provoca. Una frase escrita en la pared, como también la fotografía, es un instante descarrilado del flujo de los acontecimientos. Ambas son espacios de concentración de sabidurías milenarias y espontáneas.
Tania Barberán. De la serie Cuando nadie te ve

Cuando nadie te ve escribes en esa pared y paciente aguardas respuesta. Algo como un sí o un siempre o un ahora. Como el que, en “Graffiti” de Julio Cortázar, ella traza antes de que se la lleve la policía, cuando durante la dictadura torturaban por dibujar en la calle pájaros o barcos. Él, que empezó el juego, dibuja para llamarla, la adivina en cada pared, la espera.
Sales a caminar. Ante tanto sinsentido y miedo de estos desgajados tiempos que te ha tocado vivir, deseas que las paredes te ayuden a hacer sentido. All you need is love, profetizan los Beatles. Love me tender, revira Elvis Presley. Resolver nuestras diferencias a besos, propone un desconocido. Busca lo divino, sugiere otro. Alguien regala un ramo de begonias en una barda, que esperas que ella vea antes que la brigada gris borre. Hasta traductores callejeros encuentras: fuck the police, puta tira. Una mujer dibuja un barco de vela en la pared de su celda, y a bordo se escapa entre los barrotes...
Tania Barberán. De la serie Cuando nadie te ve

















Como Anne Michaels conoces el poder del lenguaje para destruir, para omitir, para borrar. Pero ¿la poesía, el poder que el lenguaje tiene para restaurar...? Si no tienes esa esperanza, entonces ¿qué te mueve?
Tania Barberán, México, 2012

Tania Barberán. De la serie Cuando nadie te ve