sábado, 4 de febrero de 2012

Marcos López: Baño de la escuela (obras de la exposición El baño. La fotografía contemporánea entre lo público y lo privado)







































Esta fotografía de Marcos López no puede entenderse en el contexto de la exposición El baño sin remitirla a ese imaginario del dolor, el miedo y la pérdida, que atraviesa –a veces subrepticiamente- una iconografía construida con un realismo de engañosa exuberancia.
La escena en el baño del colegio tiene la misma frontalidad enigmática de otros retratos de Marcos López (Hospital (2004) o El cuarto rosa), sin embargo aquí el charco a los pies de la joven tiene una connotación de violencia que determina toda nuestra relación con la foto y que contradice el tono frío, de una inexpresividad escalofriante, de toda la representación.
El espacio del baño está marcado aquí por el presentimiento de algo ominoso, algo sombrío que acecha detrás del aspecto higiénico del lugar, sólo contaminado por lo que parece ser la orina de la joven.
Es difícil encontrar otra obra de Marcos López que contenga tanta violencia visual como esta fotografía de 2008. Esta violencia puede transmitirse incluso a la lectura que hacemos de una imagen como la del vaso de leche derramado en Jazmín, también del mismo año. En ambos casos el líquido tiene una perturbadora fuerza sexual y en ambos casos la imagen se refiere a algo que ocurrió y que no está en la foto. El gesto mínimo, que se intuye previo al acto fotográfico, tiene las dimensiones de la catástrofe.
Las dos figuras que aparecen en esta fotografía visten el mismo uniforme que los jóvenes de El cumpleaños de la directora, y eso inscribe esta imagen, aunque de manera más sutil, en el discurso acerca del carácter represivo y sórdido de ciertas instituciones escolares y religiosas.


Marcos López. El cumpleaños de la directora



Marcos López. Jazmín








Marcos López. El cuarto rosa
Marcos López. Hospital










No hay comentarios: