domingo, 11 de abril de 2010

Oded Hirsch: Chelsea Project




El proyecto Chelsea, de Oded Hirsch, consiste en una serie de fotos de fachadas de algunas de las principales galerías del área de Chelsea, en Nueva York. El conjunto se estructura uniformemente con estas fotos de tonalidades similares, en las que aparecen solamente los muros, con puertas y ventanas cerradas. La monotonía cumple aquí una función sicológica: ayuda a expresar una posición distante y reservada del propio autor ante la simbología de estos espacios en el mundo del arte contemporáneo.
Hirsch ha manifestado que su relación con las instituciones comerciales es ambivalente. Probablemente esa ambivalencia forme parte de un estado de opinión bastante generalizado, que aprecia el rol del mercado de arte en el desarrollo de la cultura artística contemporánea, al tiempo que mantiene una perspectiva crítica hacia la ambigüedad de una obra de arte, que fluctúa entre la condición de objeto simbólico y la condición de mercancía.
Pese a la centralidad que tiene este planteamiento en el lado conceptual de estas obras, su peso ideológico se filtra con bastante suavidad en el discurso general del proyecto. Quiero decir que no se trata de una obra excesivamente discursiva ni con una pretensión contestataria demasiado evidente. En general estamos ante un conjunto de representaciones visuales que se articulan por medio de armonías cromáticas, tonales y geométricas, provocando un efecto de sutileza que por momentos linda con la abstracción.
Oded Hirsh es un fotógrafo con un talento especial para captar o reconstruir situaciones, generalmente tensas, en las que el ser humano desempeña una función protagónica. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en series como 50 Blue o Sleep Tight, en estas fotos de Chelsea no aparecen personas, y los espacios no están representados con la intensidad de los contextos humanos, sino más bien con la frialdad que poseen los lugares inhabitados.
Oded Hirsh nació en Israel en 1976, y tiene la experiencia de haber formado parte del ejército durante cuatro años. Así que no duda en explicar su obra como una consecuencia de su propia vivencia en condiciones socio-políticas muy particulares. Tal vez en esas circunstancias nos sea posible percibir mejor el trabajo que ha venido desarrollando en los últimos años, que no sólo incluye fotografías, sino también dibujos y videos (de hecho, muchas de las fotos parecen provenir del evento original del video). Tanto en los videos como en las fotos apreciamos una mirada directa, a veces ligeramente irónica, a veces simplemente afectuosa, que nos confronta con una realidad que tiene algo de misterioso (o por lo menos, de absurdo, o de inexplicable) y que parece estar lista para estallar en algún tipo de conflicto.



1 comentario:

kultur-huset dijo...

Un muy completo blog sobre arte. Me gusta porque disfruto leyéndolo y perdiéndome en sus reportajes, fotografías y proyectos.
salu2 JJ