jueves, 15 de octubre de 2009

Eric Weeks


Eric Weeks. Bath. De la serie World was in the face of the Beloved, 2009

Eric Weeks es un artista sofisticado que usa las posibilidades más finas de la técnica fotográfica para hacer representaciones de extrema pulcritud y sutileza. La fuerza de su trabajo se deriva de esas formas delicadas y potentes al mismo tiempo, las que evidencian una sensibilidad propia de lo mejor de la fotografía moderna. El equilibrio entre forma y espiritualidad nos hace sentir que estamos ante un artista formado con un gusto por lo clásico, que le permite encontrar estímulos lo mismo en la pintura del Renacimiento que en la del Barroco o el Clasicismo.
La serie El mundo estaba en el rostro de la amada es un conjunto de fotos que Eric Weeks ha estado realizando en los últimos años. Todos son retratos de su propia esposa, quien sirve de modelo para una serie de representaciones llenas de idealidad y lirismo. Aunque este proyecto se origina en la profunda relación afectiva entre el artista y su modelo, su mejor logro es que genera una multiplicidad de identidades de la mujer retratada, como si lo que buscara en realidad el autor fuera un sentido universal de lo femenino; una feminidad atemporal y trascendente.
Ver artículo completo

1 comentario:

RODRIGO NAVARRO dijo...

Muy bien Molina.

Ahora que retomo el trabajo de Eric Weeks desde tu punto de vista, pienso que la fotografía mexicana (algunos, no todos) debería de buscar ese equilibrio entre forma y espiritualidad; técnica y conceptualización de una manera más concienzuda.

Lo que han dejado ver las instituciones encargadas de difundir y promover la fotografía mexicana dista mucho de trabajos como el de Eric Weeks. Donde realmente se tiene un dominio de la técnica fotográfica y éste se sabe como encaminar hacia la espiritualidad de la obra.

Saludos.